La felicidad es una elección

La felicidad es una elección y definitivamente  puedes aprender a ser feliz todos los días. Aquí hay algunas maneras para ayudarte a recordar que debes estar feliz todos los días.

Manténte alejado de las cosas que te hacen infeliz y de las personas que tienen una influencia negativa en tu vida.

Despierta cada mañana dando gracias – la salida del sol brillante, un gran desayuno, o para una buena noche de sueño. Cultiva el hábito de ser agradecido .

Piensa en positivo. No pienses en lo que no tienes,  aprende a apreciar lo que tienes. Elimina las dudas y piensa que puedes superar las dificultades en la vida.

No dejes que nada arruine tu día feliz. Si te enfrentas con una situación difícil en el trabajo o si algunas personas te hacen enojar, no dejes que se arruine tu día. busca la manera de arreglarlo ,  aprender a ser feliz todos los días es tu elección.

Meditar. Esto te ayudará a manejar el estrés y tomar las riendas de tu vida. El estrés puede hacer que estes irritable o molesto. Se puede incluso poner en riesgo tu salud. Deshacerte del estrés te ayudará a enfrentar el mañana con una sonrisa feliz.

 Comprender y respetar a otras personas. Una gran fuente de la infelicidad en la vida de muchos es nuestra dificultad para aceptar nuestras diferencias. Si vemos algo que no nos gusta. La comprensión de la gente que te rodea y por qué actúan de esa manera te ayudará a deshacerte de los sentimientos negativos.

 Hacer algo bueno para los demás. Hacer algo bueno es de hecho una de las mejores formas de sentirse bien consigo mismo y ser feliz. Una fuente de la felicidad en este mundo en realidad proviene de ser una bendición para otros.

Cuida tus palabras. Aprender a ser positiva con tus palabras – ya sea para ti o para otros. Esto te mantendrá libre de daño a la gente y a evitar problemas.

 Sonrisa. Una sonrisa  realmente irradia una energía positiva a la gente que te rodea . Saludar a la gente con una sonrisa en tu cara también es una mejor manera de lucir bien.

 Dar y compartir. La magia de dar no sólo se trata de sentirse bien para poder dar y compartir con aquellos que necesitan tu ayuda. También es en el dar que  recibes más bendiciones.

 Ten una buena risa. Aprender a ser feliz todos los días  puede ser tan simple como tener una buena risa. Eliminar el aburrimiento y la tristeza en la vida y compartir una buena carcajada con tus amigos o familiares. Salir con los amigos que hablan de aficiones y viajes y compartir historias de luz y no estamos hablando de vidas de otras personas. Prefiere hablar con tus compañeros de trabajo acerca de algo que sea agradable – tus lugares de ensueño o de destino o pasatiempos y deportes.

 Comer sano. Esto te ahorrará  las molestias y el dolor. Toma nota también de que es más fácil ser feliz si estás sano.

Aprender a ser feliz todos los días puede ser fácil si  eliges  ser feliz. Si alguien te da una razón para enojarte, en realidad es tu elección  enojarte o no.  Sí se puede cuando ante los negativos y escépticos mantienes una sonrisa y la alegría se convierte en tu fiel compañera.
Por lo tanto mantener el control. Pensar en ser feliz – siempre.

Pensamiento Positivo:

En este nuevo día… y sólo por hoy: elijo reír… en lugar de llorar. Elijo cantar… en lugar de quejarme. elijo perdonar… en lugar de ser rencoroso. elijo amar… en lugar de odiar. Sólo por hoy voy a aplaudir… en lugar de criticar. Voy a acariciar… en lugar de golpear. voy a bendecir… en lugar de maldecir. voy a orar… en lugar de ser grosero. voy a trabajar… en lugar de inventar disculpas. Hoy voy a mejorar mi calidad de vida, en lugar de resignarme a la mediocridad

 Si deseas felicidad de los demás, sé compasivo. Si deseas tu propia felicidad, sé compasivo.

Un pensamiento en “La felicidad es una elección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *