Archivo | octubre 2012

Una Actitud Correcta Para Ser Feliz

Una Actitud Correcta Para Ser Feliz

Hay que comprender que la felicidad no depende de un resultado particular o alguna cosa, persona o acontecimiento que esté ocurriendo en tu vida. Tú no puedes entrar en una tienda y comprar unos kilos o libras de felicidad. ¡Ni siquiera en oferta de fin de temporada! En ninguna parte estará la felicidad sentada esperándote.

Sin embargo, la mayoría de las personas parece creer que algo externo las hará felices. Más aún en las sociedades modernas en que necesitan que nosotros compremos muchos productos. Para incentivarnos, nos envían mensajes conscientes y subliminales que comprando un nuevo automóvil, un nuevo teléfono celular, una crema especial, una bebida determinada o haciendo un viaje, nos hará felices. Nada de esto es verdad.

No pueden hacerte feliz las cosas porque la felicidad es un sentimiento, es una vivencia que tú experimentas. Si quieres estar contento, entonces decides estar contento. Pero la mayoría no elige estar contento porque están demasiado ocupados haciendo algo que no les gusta hacer o buscando la felicidad por fuera de su vida. Si tú no estás feliz con lo que estás haciendo, si no te gusta, entonces no puedes experimentar una felicidad verdadera. En cambio, cuando estás haciendo algo que te gusta, te concentras espontáneamente y lo disfrutas, las horas se pasan y a veces hasta ni te acuerdas de comer.

Si crees que un nuevo trabajo te hará feliz, o que cambiando de pareja o enamorado serás feliz, o que ganando miles de dólares serás feliz, o que logrando una meta determinada te permitirá la felicidad… ¡estás equivocado!

La felicidad es un sentimiento que experimentas cuando aprecias las cosas positivas en tu vida. Naturalmente muchos logros o cambios traen felicidad, sin embargo, es porque tu actitud cambia. Si en un nuevo trabajo estás contento es porque te da más seguridad o te sientes más realizado en él. Si te sacas un premio de varios miles de dólares, puedes ser feliz por una mayor libertad que obtienes para hacer lo que te gusta. Como puede ir acompañado de felicidad, se confunde la causa y el efecto. La causa es la actitud diferente.

Experimentas felicidad cuando haces lo que disfrutas y cuando te enfocas en las cosas positivas de tu vida.